jueves, 9 de diciembre de 2010

El machismo y la violencia

Somos un grupo de trabajo integrado por cuatro alumnas de 1º3 del Real Instituto Jovellanos de Gijón. El grupo está formado por: Beatriz Álvarez Díaz, Sonia Arca de Lafuente, María Díaz Critóbal y Sandra Salas Castrillo. Escogimos este tema para la síntesis de filosofía porque nos pareció un tema interesante.

ÍNDICE

  • El machismo
  • El machismo en España










  • El Islam ¿una religión machista?
  • Los yanomamo
  • Conclusión 
  • Bibliografía

Machismo

Se llama machismo al conjunto de actitudes y comportamientos que rebajan injustamente la dignidad de la mujer en comparación con el varón, sosteniendo así que el varón es superior y la mujer debe de estar sometida al mundo masculino.
Ejemplos de comportamientos machistas serían limitar o estorbar el acceso de la mujer a la universidad, a la cultura o a los puestos de dirección; intentar que la mujer piense, vista o se comporte al igual que el varón; considerar a la mujer como objeto sexual para uso y gusto del varón...
Muchas veces, la presencia de estos comportamientos en casa hacen que los hijos copien estas actitudes, pensando que son comportamientos normales.
video






Existen muchas culturas con comportamientos machistas.
A continuación podremos ver algunos ejemplos de ellas.

El machismo en España


                                                                                             

Todos sabemos cual era el papel de la mujer en la época franquista, o más bien "el no papel"; época en la que el machismo se vio mucho más potenciado, a la mujer se la trataba como a un ser inferior y tenían menos derechos que los hombres. 
Pero, ¿por qué aceptó la mujer estos cambios sociales que la perjudicaban?

Los hombres aceptarían los cambios porque salían beneficiados. En una sociedad en la que era el hombre el que salía a trabajar y la mujer se quedaba en casa, estas no tenían manera alguna de revelarse. Casi todas las mujeres pertenecían a un modelo de familia estándar, sus maridos, hijo y ellas. Si la mujer quería separarse del hombre no le quedaba nada, no tenía dinero, puesto que era el hombre quien iba a trabajar; esto, hizo que la mujer pasará a ser una "pertenencia" del hombre, ya que ella dependía claramente de él.

Además en generaciones posteriores, si los hijos e hijas veían en sus casas comportamientos en los que se trataba a la mujer como ser inferior aprenderían estos comportamientos como normales, por eso las mujeres se fueron acostumbrando a este tipo de comportamientos, y no se revelaban.

Pero tras la caída del franquismo en España las fronteras se abrieron y la gente comenzó a viajar, dándose cuenta así el modelo de vida en otro lugares, hecho que fomentó un nuevo cambio de mentalidad en las mujeres, que comenzaon a luchas por sus derechos hasta el día de hoy, que seguimos haciéndolo ya que pese a que ha habido muchos avances en estos temas, muchas mujeres siguen siendo victimas de maltratos machistas.

El Islam ¿una religión machista?



Historia

Antes de la llegada del Islam, las mujeres paganas, gozaban de mayor libertad, disfrutaban de un estatus social más respetable e incluso se les permitía escoger a sus esposos. Sólo en una tribu de la Meca, optaban como costumbre, enterrar a sus hijas vivas.


"Mahoma" el profeta del Islam se opuso al enterramiento de sus hijas vivas,y se casó con una mujer divorciada.


El Islam primitivo, continuó con las tradiciones preislámicas, y la mujer, no era obligada a llevar velos ni hijabs (procede de la raíz ḥaŷaba, que significa "esconder", "ocultar a la vista" ) a los que estaban acostumbrado.
El origen de éstos velos, semitransparentes de media cara, era una costumbre originada en tiempos asirios, que daba mayor estatus y libertad a la mujer.


Con la llegada del Islam, se tomaron medidas para "la preservación de la modestia de la mujer,como bajar sus ojos en público, ocultar sus pechos y la joyería. Éstas restricciones fueron extendidas por los seguidores del profeta más lejos de sus intenciones originales, como están expresadas en el Corán y permanecieron desde entonces permanentemente, en la vida musulmana.

Posteriormente a la inseguridad del Islam primitivo, se agregó a la exclusión de la mujer, y 100 años después las mujeres se convirtieron en juguetes sexuales y en sirvientas. Se podían vender, comprar en mercados abiertos, e incluso prestar o regalar.
Como resultado de las conquistas islámicas, las sociedades, bajo el Imperio Islámico provocó la extensión de esta cultura, y por tanto, la degradación del estatus de la mujer, y su exclavitud social y sexual.





Pespectiva emic
Se justifica el machismo a través de las enseñanzas del Corán(libro sagrado)
Perspectiva etic
Se justifica el machismo a través de la cultura


En muchas ocasiones se suele confundir la religión con la cultura. En el Corán se definen de manera clara todos los derechos de la mujer como ser humano entero, independiente y libre. Toda muestras de machismo, procede de la cultura islámica.

Los Yanomamo


La tribu de los yanomamo es una de las sociedades más agresivas, belicosas y orientadas hacia el varón que existe en el mundo.
Desde que son pequeños presencian muchas peleas entre los miembros de la tribu, lo que les hace ir desarrollando una mentalidad agresiva a medida que se hacen adultos.
Esta cualidad agresiva la ponían en práctica con las mujeres, las cuales mostraban una pasividad extrema llegando a pensar que cuantas más agresiones recibían, mayor era el aprecio que sentían sus esposos hacia ellas.

La causa que fomentó esta mentalidad se puede apreciar desde dos perspectivas:

PERSPECTIVA EMIC
La razón de esta agresividad era la superioridad natural del hombre respecto a la mujer. Por esto, se mataba a las niñas al nacer ya que creían superiores a los hombres y más útiles en la guerra, mientras que las mujeres sólo darían problemas, sin obtener ningún beneficio
El objetivo de la guerra era demostrar la preponderancia de una tribu respecto a otra y a su vez, llevarse como  premio a las mujeres de la considerada inferior.

PERSPECTIVA ETIC
La razón de esta agresividad era el crecimiento demográfico y a causa de ello la escasez de proteínas.
Los yanomamo se alimentaban de frutas, pero estas no les daban las proteínas suficientes, por lo que buscaron una nueva forma de alimento que sí se las aportase. Podían haberla encontrado en la pesca, en la cual podrían participar tanto hombres como mujeres, pero en sus principios esta tribu no vivía cerca de los ríos, si no más bien en el interior. Por lo tanto encontraron su nueva fuente de alimento en la caza, más practicada por los hombres. De esta manera comenzaron una sobreexplotación de los recursos. La población crecía y los recursos se agotaban por lo que tenían que hacerse con nuevos territorios, entrando así en guerra con otras tribus. Los hombres iban a la guerra, lo cual potenciaba su ferocidad, aumentando también su agresividad sexual, por lo que muchos hombres desarrollaban la poligamia. De este modo, muchos otros hombres se quedaban sin mujeres, aumentando más aún su agresividad para ir a la guerra. Aquí es cuando se comienza a utilizar a las mujeres como un “objeto”.
Las mujeres mataban a sus hijas porque cuantas más mujeres menos proteínas y más aumento de la población.

martes, 7 de diciembre de 2010

Conclusión

Tras observar los comportamientos machistas que existen en diferentes culturas, y encontrar una explicación para éstos, podrían entenderse como orígenes comunes del machismo la necesidad de alimento, de dispersar a las poblaciones y de disminuir sus tasas de crecimiento.
Por lo tanto los casos de machismo actual serían conductas aprendidas, como ya dijo Harris, de otros comportamientos machistas nacidos por las causas nombradas anteriormente.
Y como en algunos de estos casos se hacía del sexo una recompensa al valor, se debe de enseñar a uno de los dos sexos a ser cobarde.
En definitiva, el machismo que tiene lugar en la actualidad tienen unos orígenes completamente distintos a los que ahora se muestran como motivo, es decir, que ya no tiene ninguna razón de ser por lo que habría que acabar con él. Pero la desaparición del machismo no consiste en que las mujeres sean hombres, sino en que el hombre y la mujer gocen de la misma dignidad como personas.
Bibliografía